Inquietudes Bárbaras, por Luis García Montero

¿Te imaginas qué pasaría si el predidente de la Generalitat quisiera expulsar de España a Extremadura por no cumplir un programa económico? Las declaraciones de Ángela Merkel sobre Grecia, la austeridad y el déficit debieran hacernos pensar sobre la Europa que estamos construyendo, con 15.000 ejecutivos de lobbys en Bruselas al servicio de las multinacionales y muy poca solidez política en defensa de los ciudadanos. Es un disparate fundar la moneda única y no responsabilizarse de una fiscalidad equilibrada y común. Los tiburones no reconocen fronteras y no les hace falta cantar La Internacional para ser internacionalistas. Sin embargo, los que cantan La Internacional en sus congresos no se atreven todavía a buscar una respuesta  internacional a la especulación globalizada. Y así nos va, en días como hoy.